Centro de Recuperación de Lactantes Desnutridos

(Las Heras, Mendoza)

El Centro “Madre Teresa de Calcuta” está abocado a la atención integral y recuperación nutricional de niños con desnutrición moderada y grave.

Los niños desnutridos son inmunodeficientes, por eso su internación en hospitales generales eleva su riesgo de complicaciones.  

Modalidades de atención:
-    Internación permanente
-    Internación semanal (de lunes a viernes)
-    Hospital de día (8 a 18 horas)
-    Consultorio ambulatorio: para niños luego del alta de la internación o derivados por otros efectores.

Criterios de ingreso a la modalidad internación:

1-    Niños desnutridos primarios o secundarios, moderados o graves preferentemente menores de tres años en los que ha fracasado el tratamiento ambulatorio o este no  pueda realizarse por razones sociales.
2-    Niños que requieran soporte nutricional o estimulación y seguimiento especializado de  un grupo interdisciplinario por alto riesgo biológico o social.

Los niños se internan conjuntamente con sus madres, quienes reciben la misma formación y capacitación brindada en el Centro de Prevención.

Criterios de ingreso a la modalidad de consultorio ambulatorio:

1-    Niños desnutridos primarios o secundarios, que hayan estado internados o sean derivados para su seguimiento. 
2-    Niños que requieran soporte nutricional o estimulación y seguimiento especializado de un grupo interdisciplinario por alto riesgo biológico o social. 

Tanto en la modalidad ambulatoria, como en la internación, los niños logran iniciar la recuperación nutricional y mejorar su desarrollo psicomotriz, modificando sus hábitos alimentarios y la comprensión y el compromiso materno con el tratamiento del niño, con la contención y el acompañamiento de la familia y la comunidad. 

 

Centro de Prevención de la Desnutrición Infantil y Promoción Humana

(Las Heras, Mendoza)

En el Centro “El Plumerillo” se atienden niños de 0 a 5 años con desnutrición leve o moderada y/o en riesgo social.

El niño asiste a este Centro CONIN una vez por semana junto con su madre y sus hermanos menores de 5 años de edad, aunque estos no estén desnutridos. Las madres y niños reciben desayuno y colación, cada vez que asisten.
Mientras los niños permanecen en las salas de Jardín de Infantes o Sala Integradora, con profesores de nivel inicial a cargo, las madres participan en las actividades de Promoción Humana: talleres de alfabetización, educación para la salud y talleres de oficio.

De manera simultánea a las actividades antes mencionadas, los profesionales brindan la atención correspondiente con un plan de seguimiento, tratamiento y estimulación acorde a las características de cada niño, haciéndolas partícipes a las mamás en los ejercicios e indicaciones que se realizan en el Centro CONIN para que continúe en la casa, apoyando la terapia programada.

Dentro del Programa de Asistencia Alimentaria Complementaria, las familias reciben semanalmente un bolsón de alimentos para poder elaborar en su casa las preparaciones acordes a las indicaciones nutricionales. Además, se llevan adelante otros programas como Documentación y Legalización de la familia y Ropero Familiar; este último servicio permite que todos los integrantes de la familia tengan abrigo y zapatos.

¿Cómo se evalúa el ingreso a ambos Centros?

Para determinar el ingreso, el niño es evaluado por el Área de Nutrición y Pediatra. El Médico Pediatra realiza el diagnóstico nutricional integrado e indica el tratamiento correspondiente; en caso de ser necesario, el profesional solicita estudios complementarios y realiza las derivaciones correspondientes. 
El Licenciado en Nutrición es el responsable de realizar la Anamnesis Alimentaria y de elaborar indicaciones nutricionales acorde a la edad, sexo y diagnóstico nutricional del niño. De la misma manera con las madres embarazadas.

Desde el Área Social, se realiza una entrevista con la madre, padre o tutor para evaluar la situación socio-económica familiar. Una vez ingresada la familia al Centro se efectúan entrevistas domiciliarias para obtener mayor información, y de esta manera, tomar medidas precisas a fin de mejorar la situación en caso de requerirlo, haciendo conexión con la red institucional para apoyo y protección del niño y su familia.

Desde el Área de Desarrollo Infantil, una vez que el niño haya ingresado, se evalúa el desarrollo psicomotor y el lenguaje. Este área está compuesta por:
Atención Temprana: destinada para niños entre 0 y 3 años de edad.
Psicopedagogía: destinada para niños entre 3 y 5 años de edad.
Fonoaudiología y Audiología: destinada a todos los niños que lo requieran.